martes, 5 de agosto de 2014

Reseña: Por trece razones - Jay Asher


Por trece razones
de Jay Asher.

Ambar - 2009
223 páginas - 14€ (edición de bolsillo de 8,50€)
Autconclusivo

    Sinopsis
    Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro que encuentra, al llegar un día a casa, una misteriosa caja sin remitente dirigida a su nombre. El contenido no es otro que una serie de cintas de g rabación, siete en total, que parece haberle enviado Hannah, una compañera de clase que no hace ni dos semanas que se ha suicidado. A pesar del desconcierto que supone volver a oír la voz de Hannah, Clay descubrirá que son trece las razones por las cuales ha decidido quitarse la vida, trece caras de cassete y que, por ello, son trece las personas que deben escucharlas. Él es una de ellas. Es un juego muy sencillo: primero las escuchas, luego las pasas dice Hannah en la primera cara.¿Qué razones son esas y qué tiene que ver él con ellas? A lo largo del día, Clay se irá obsesionando con las grabaciones y hasta recorrerá la ciudad con un mapa que ella misma le ha proporcionado. Pero he aquí un viaje distinto del esperado, un viaje donde el punto de llegada es precisamente el mismo que el de partida y en el que solo hacen falta unos nuevos ojos para verlo todo como por vez primera. Hannah irá desgranando poco a poco su vida en un intento de poner de manifiesto las consecuencias, grandes o pequeñas, de las cosas que hacemos y dejamos de hacer, y que cambian el mundo a veces sin darnos cuenta
    Opinión (sin spoilers)

    La portada, nos muestra a Hannah Baker nuestra protagonista, la imágen no me disgusta del todo y creo que la mirada perdida de la chica nos acerca al personaje. El libro está contado en capítulos que varían de extensión, pero suelen ser muy cortitos, los capítulos a su vez están contados en primera persona, en cursiva habla Hannah y en letra normal Clay, las dos narraciones se van uniendo. El ritmo es ágil. La escritura de Jay Asher no tiene apenas descripciones pero si nos transmitirá muchos sentimientos.

    Por trece razones, es un libro autoconclusivo que nos hará sentir muchos sentimientos a la vez, además iremos conociendo lo sucedido a la vez que Clay, nuestro acompañante.

    Clay recibe una caja con unas cintas misteriosas, las cuales contienen los motivos por los cuales Hannah Baker, su compañera de clase, se ha suicidado. Cada cinta hablará de una persona ¿qué hizo Clay para ser una de esas personas? ¿Quiénes y por culpa de qué llevó a Hannah a desaparecer?

    Una novela que llevaba mucho tiempo detrás suya pero que por diversos motivos no conseguía hacerme con ella, y tras leerla puedo decir que no me ha decepcionado. Conocía algunos detalles de la novela, como la aparición de las cintas, pero a pesar de ello no me ha defraudado. 

    Es una historia que me ha llegado muy hondo, a diferencia de otras personas que piensas que los motivos de Hannah son estúpidos e infantiles a mi me ha parecido que ella sufre bullying y se encuentra en una situación de la que no puede escapar por si sola, Hannah comienza a encerrase en sí misma y la única forma que tuvo de escapar fue el suicidio.

    El protagonista Clay está perdido mientras escucha todas las cintas y él nos va dando su opinión paulatínamente, mientras la voz fría y glacial de Hannah va sonando en su reproductor, un efecto que me acercaba a la historia.
           Quería que la gente confiara en mí, a pesar de todo lo que había oído. Y más que eso, quería que me conociesen.
    He sentido muchas cosas diferentes, rabia, impotencia... y creo que en una reseña/review no se puede transmitir, puesto que para ello se necesita leer el libro y a través de la pluma de Jay Asher conocer a Hannah y sus motivos, a Clay y a su impotencia por salvar lo insalvable.

    Como he dicho antes, las descripciones no abundan y los personajes que irán apareciendo se dejan un poco al aire, bajo mi opinión, porque eso no es lo importante. No es importante si eres moreno, rubio, bajo o alto, lo que importa es tu forma de actuar, tu carácter y como interactúas con los demás.

    Para finalizar la novela nos encontramos con un final abierto, pero con unas claras conclusiones y pautas, aunque la vida de alguien se acabe, la tuya tiene que continuar seguramente sea algo difícil pero tienes que conseguirlo.

    Él lo hizo. Pero tú... y yo... dejamos que sucediera. Es nuestra culpa.

    Un novela dura, con un mensaje por cada cara de una cinta, ella se fue ¿quieres saber por qué?". 

    .Lo que más me ha gustado:  la trama y la idea de las cintas.
    .Lo que menos me ha gustado:  las escasas descripciones.

    4/5

    11 Letritas chapotearon en esta sopita:

    Snu dijo...

    ¡Hola! Me lo apunto, tiene una pina genial♥
    Besitos<3

    Asolasconunlibro dijo...

    Hola :) Pues le tengo muchas ganas a este libro! espero leerlo pronto. un besito

    Antonio dijo...

    ¡Hola!
    Me parece muy interesante este libro, pues el suicidio es un tema sobre el que no he leído nada y me gustaría hacerlo. Además, el hecho de que le deje una cinta a cada persona que ha tomado parte en su decisión me parece de lo más original. Por esto estoy deseando leerlo y comprobar si me gusta tanto como a ti, ya que ha creado gran disparidad de opiniones.
    Gracias por la reseña :)
    ¡Un beso.! ^^

    Vir dijo...

    A mí este libro me encantó, me hizo reflexionar mucho y aunque odié un poco a Hannah porque a mi parecer Clay no se merecía estar en las cintas, es una historia que siempre recomiendo :D

    Un beso!

    Sary dijo...

    Ay, estoy deseando leerlo y tu reseña me ha dado aún más ganas. Me encantan los libros que te llegan al alma y te hacen estremecer y reflexionar. Espero poder leerlo pronto.
    Gracias por tu reseña!

    May R Ayamonte dijo...

    a mí ya sabes que me encantó^^

    Sinister dijo...

    A mí me encantó!!!

    Rebecca Wrange dijo...

    ¡Hola! Había oído hablar del libro alguna vez, pero nunca supe de qué iba hasta ahora. La verdad es que tiene buena pinta, aunque es un poco tétrico lo de las cintas. Al ser un libro cuya trama se basa en el suicidio de Hannah, supongo que el autor se recreará más en los sentimientos que en las descripciones del ambiente, por lo que no es un aspecto que me preocupe, así que no tengo excusa para no leerlo
    Gracias por la reseña :) Besos^^

    Tatyana dijo...

    Genial reseña guapa!!
    Tiene muy buena pinta este libro, me ha gustado lo que has dicho sobre él :D

    Un besitoo

    Effy López dijo...

    Llevo mucho tiempo detrás de este libro, a ver si consigo leerlo *-*

    Shorby dijo...

    Lo tengo en casa, esperando turno =)

    Besotes

    Publicar un comentario

    Gracias por dejar vuestra huella en mi hogar, pero ten en cuenta que no permito:
    - Spam (enlaces)
    -Insultos.

    Si quieres que visite tu blog mandamé la dirección a mi correo.
    Los comentarios que contengan spam e insultos serán borrados.

    Un blog crece con tus comentarios :)